Combatir la desidia

Quisiera hacer un libro sobre el tiempo, principalmente fotográfico, entrelazado con texto, más poético que documental. Sé que mis fotos son muy mejorables, que la fotografía es muy difícil y requiere mucha dedicación y que no estudio bastante. Me da vergüenza, pero como dice Pepe Jiménez: «Aquel que esté libre de pecado, que arroje la primera piedra». Quiero ahondar en el tema del tiempo y creo que este blog me ayudará a ordenar ideas y darles forma, y con suerte hasta habrá comentarios sugerentes.  

La razón fundamental que me ha impulsado a escribir el blog es luchar contra esa desidia que nos impide emprender cosas válidas y satisfactorias, pero que exigen tiempo.

Puente nazarí, s. XIII- XIV, barranco de Tablate

Hartmut Rosa, filósofo y sociólogo, dice en su libro Aceleración: una crítica social del tiempo: «Hay un desfase entre lo que uno afirma que le gusta hacer y lo que uno hace en realidad. Se dedica un tiempo enorme a actividades de poco valor de las cuales uno obtiene pocas satisfacciones, como mirar la televisión».

Portada del libro en francés

(Ya sé que ahora mismo estáis tirados en el sofá, echando una ojeada distraída a este blog en el móvil, esperando que se terminen los anuncios para seguir con la serie que estáis viendo…)

Tenemos demasiado tiempo libre, y sin embargo cada vez tenemos más el sentimiento que el tiempo pasa más rápido y eso nos provoca estrés y la impresión de no tener tiempo.

Puentes de los s. XIX y XX, paralelos al puente nazarí que está justo detrás

Nos quejamos de no tener nunca tiempo para las cosas importantes porque surgen constantemente cosas menores para mantener abiertas las opciones que nos avasallan. Por eso ya no conseguimos desarrollar los proyectos de largo recorrido porque estamos aplastados bajo el peso de las cosas que hay que resolver primero.

Todo esto puede dar lugar al «shock del futuro», la angustia física y psicológica que sufre él que no puede hacer frente a la rapidez de los cambios sociales y tecnológicos. Como me pasa cuando mi ordenador se reconfigura cuando apenas había podido acostumbrarme a los cambios anteriores.

Desde el tercer puente del barranco de Tablate

¡¡Qué horror!! ¡¡Siete párrafos seguidos!! Ahora estáis hiperestresados.  Espero que estas relajantes fotografías compensen el mal trago. En el barranco de Tablate, antes de llegar a Lanjarón, hay tres puentes juntos. Ya sabéis de donde os podéis lanzar para contemplar las huellas de la historia. Además se puede hacer con total tranquilidad porque hay una ermita en el segundo puente, que está dedicada, como no, a la Virgen de las Angustias.

© Nicole Pawlowski. Todos los textos y las fotografías de Nicole Pawlowski de este blog tienen todos los derechos reservados. Están registrados en el Registro de la Propiedad intelectual de Andalucía con el número 202199902504110. © Carlos de Paz. Todas las fotografías de Carlos de Paz tienen todos los derechos reservados.

6 comentarios en “Combatir la desidia”

  1. Interesante reflexión. Ya hace mucho que tengo esa sensación de que cada vez tengo más cosas sin terminar (como estudiar fotografía, jejee ), y a pesar de que ahora mismo supuestamente dispongo de mi vida para hacer lo que me apetezca, tengo la sensación de que el tiempo no me llega para nada. Que cuando tenia mil cosas que hacer en cada día, trabajo, aficiones, actividades, vida personal, me cundia el tiempo muchisimo más. Lo cual me agobia, Porque sé que ya nunca podré viajar todo lo que me gustaría o leer todo lo que me queda , o estudiar todo lo que apetece. Y porque yo necesito acostarme con la sensación de que he hecho algo útil ese día. Me alegra saber que no soy la única.

    Le gusta a 1 persona

  2. Querida Nicole, me encanta la idea, y cuenta conmigo en todo lo que creas que puedo ser de ayuda para este proyecto. Te agradezco la mención en la entrada, pero debo reconocer públicamente que la frase no es mía, sino de Jesucristo (ahí es nada), o al menos así lo hicieron constar los evangelistas en el nuevo testamento. Si te corrijo es porque no quiero que me acusen de apropiacionismo, u otras lindezas aún peores, una turbamulta de exaltados ultracatólica.

    Me gusta

  3. Pues yo Nicole, si que creo que a los momentos de estrés hay que combatirlos con estos momentos de desidia, echar el freno de vez en cuando viene pero que muy bien. La pasada cuarentena me ha servido para darme cuenta que teniendo todo el tiempo del mundo, lo programaba como si me quedaran dos días de vida (que sí que me podría suceder) pero también es muy importante parar para poder saborear las pequeñas cosas, y que yo me conozco y este parón me hará cambiar de ritmo cuando vuelva a sentirme a salvo.
    Entiendo que las personas que tienen responsabilidades laborales, familiares,…tengan que dosificar las horas que tiene un dia y mas si quieres mantener una parcela privada para ti, pero esto ira templandose conforme nos hacemos mayores y vamos añadiendo mas minutos de ocio a nuestra cuenta atrás, intentemos ser capaces de aprovecharlos como nos gustaría.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s